Reseña 3: Ni lo sueñes (Megan Maxwell).

domingo, 13 de diciembre de 2015

Valoración personal:
Fecha de publicación: 16 de Septiembre del 2013
ISBN: 978-84-92929-90-0
Número de páginas: 320
Editorial: Versatil

SINOPSIS
"¡Ni lo sueñes! es una novela más madura. Aunque los protagonistas son jóvenes, se adentra en temas profundos, como el del miedo: al amor, a no contar con él, a la enfermedad, a la muerte, al abandono, a no poder concebir…. En lugar de recrearse en los obstáculos, Megan Maxwell nos explica cómo su protagonista su pera todos esos miedos, con entrega, amor y solidaridad. En esta novela hay una gran historia de amor romántico con una protagonista que es toda una heroína cotidiana. Megan tiene la valentía de abordar un tema más delicado como el cáncer, tratando de quitar hierro al drama, "quiero que quien sufra por algo así, sepa que también puede soñar con un futuro y sobre todo con un ¡macizón! Porque ¡todas nos merecemos un yogurazo!". "Daniela es una mujer joven y luchadora con un duro pasado y un futuro más incierto que el de la mayoría, por eso sabe que cada amanecer es un regalo y afronta la vida con una enorme sonrisa. Rubén Ramos, lo tiene todo: es un futbolista de éxito internacional, guapísimo y enamorado de las mujeres. Cuando Rubén se lesiona, deberá ponerse en manos de Daniela, reputada fisioterapeuta. Sus caracteres no harán más que chocar, aunque ella siempre responderá a sus ataques con ironía y su perenne sonrisa. Daniela no cumple ninguno de sus exigentes requisitos físicos; y él, es demasiado prepotente y superficial para ella, que además, no está abierta al amor. Cualquiera de los dos podría responder con un ¡ni lo sueñes! si se les plantease una relación. Pero es que los sueños, cuando menos te lo esperas, van y se cumplen."


La obra que traigo hoy se la quiero dedicar a todos esos héroes y heroínas que luchan día a día por sobrevivir a cualquier clase de enfermedad. Si tú eres uno de esos valientes... ánimo y mucha fuerza, sigue hacia delante. Si algún día piensas en tirar la toalla, repitete a ti mismo lo mucho que vales, habla con tu yo y dile a voces: ¡NI LO SUEÑES!

Me considero una de las "guerreras Maxwell", me encanta este autora y nunca me ha decepcionado cuando he leído sus obras (en breves le dedicaré un post entero, será mi próxima "autora del día"). 

Podría decir que esta obra no es una de mis preferidas pero que aún así me ha gustado mucho. Lo que más me ha enganchado de la novela ha sido el cambio que sufre Rubén: pasa de salir con las típicas mujeres que se tirarían al cartón amarillo de reciclaje (sí, esas con más plástico encima que cualquier envase, todas rubias e igual maquilladas como puertas... rollo Polly Pocket) a fijarse en Daniela (muy distinta a todos los niveles de lo que él está acostumbrado). 

Adoro como Megan Maxwell lanza una flecha a favor de romper estereotipos, de ser uno mismo y de aceptarse sin importar a quién gusta y a quién no. Como nutricionista (por algún lado me tenía que salir la vena profesional) me encanta que se rompan esos cánones de belleza patológica que tenemos en nuestra sociedad, gracias a la industria y los medios de comunicación (luego nos quejamos de que la incidencia y la prevalencia de los trastornos de la conducta alimentaria están en auge). Bueno, que me desvío del tema y me enrollo con el tema nutrición. 

A lo que íbamos. Por otra parte, el personaje de Daniela también me ha gustado (lo cual es raro, porque por lo general siempre "me caen mejor" los personajes masculinos que los femeninos), quizás sea porque se parece bastante a mí en lo que respecta a las ironías y a su forma de pasar por alto el qué dirán. La única pega que le pondría, que alguna tenía que tener, es que se come demasiado la cabeza (tampoco la juzgo porque el cáncer no es tema de broma); a lo mejor es porque yo creo que si me viera en su situación, Dios no lo quiera, lo llevaría de otra manera distinta y no cerraría puertas a nuevas oportunidades como podría serla Rubén.

Si os animáis a leeros esta novela, os dejo el link de la versión en pdf :) DESCARGAR

Me despido por hoy, muchas gracias por leerme y recordar: LEER ES UN PLACER, NO UNA OBLIGACIÓN.


No hay comentarios :

Publicar un comentario