Reseña 7: Bienvenidos a La Punta #2 - Mejor cuando es atrevido (Jay Crownover).

martes, 22 de diciembre de 2015

Valoración personal:

SINOPSIS
"Race Hartman es sólo lo suficientemente audaz, apenas lo suficientemente inteligente y acaba de perder lo suficiente para vestir la corona. Lugar como "The Point" tendrán siempre cosas malas y gente mala, pero el hombre en control de toda la maldad puede minimizar la devastación. Race tiene un plan, pero ¿Podría evitar la aniquilación total sin destruirse a sí mismo? Brysen Carter siempre a visto el verdadero Race, un tipo demasiado bonito, demasiado suave y demasiado peligroso. Tomar sol en su brillo dorado es muy tentador, pero Brysen sabe que finalmente va a quemarse. Ella tiene suficientes problemas sin el peligro de riesgo y caos que viene con un tipo como Race. Demasiado malo que Brysen tiene amenazas que son demasiado cercanas que podría ser más peligroso que cualquier cosa que The Point nunca ha producido. Y la única persona interesada a mantenerla a salvo es el único hombre que no puede permitirse tener. A veces ser audaz es la única manera de mantenerse con vida. Pero ¿puede ella dejar que Race la salve... si eso significa perderse en él?."


Aquí está la reseña del segundo libro de la trilogía "Welcome to The Point" ("Bienvenidos a La Punta") de Jay Crownover. Tal y como sospechaba ha ocurrido lo inevitable, me encantó tanto el primero (reseña aquí) que este no ha sabido estar a su altura, de todas formas me ha gustado pero, claro, el primero me enamoró de más y esté me ha sabido a poco. Esa es la razón por la que se queda con un 4/5.
No es un mal libro, para nada. ¿Qué pasa entonces? Estoy tan enamorada de Bax y de Dovie que me cuesta centrarme en los nuevos protagonistas. Este libro comienza con el final del primero pero en vez de centrarse en Bax y en Dovie pasa a ser la historia de Race y Brysen. 

Como ya os conté, Race es el hermano mayor de Dovie y el mejor amigo de Bax. Race es más similar a Bax de lo que parece a simple vista. Mientras Bax es impulsivo y acude a la fuerza y al temor como mejores aliados, Race utiliza la cabeza y medita cada uno de los pasos que va a dar; sin embargo, tienen un fin común: proteger aquello que les importa. En esta entrega de la saga, Race quiere devolver a la vida un lugar triste y sucio como es La Punta pero parece que las cosas no son tan fáciles como él creía que iban a ser. Para ello, cuenta con la ayuda de Bax, el cual intenta seguir con su vida pero sin dejar de ser el tipo malo que siempre fue. Race intenta tomar las decisiones correctas siempre pero hay alguien que le impide llevar a cabo lo que quiere conseguir.

Race no siempre ha sido un humilde habitante de La Punta, antes fue un niño rico y malcriado que tenía todos los caprichos que deseaba. Tras un cambio drástico en su vida, todo lo que conocía dio un vuelco y ahora es uno más en esa zona turbia. A pesar de haberse convertido en uno más por ahí, una persona temida, le mueven fines distintos a los que podían mover a Bax en el primer libro. Es una versión calmada y audaz de este. Al igual que ocurrió con Bax, a Race le cuesta centrarse cuando Brysen entra en la ecuación y no sabe cómo manejar esa nueva situación. Tal es mi amor por Bax que me cuesta adentrarme más en la personalidad de Race, siento que lo he conocido de una manera bastante superficial y no sabría muy bien qué esperar de él.

Por otro lado tenemos a Brysen. A simple vista es una chica normal, de buen ver y que aparentemente lleva una vida digna. De puertas hacia dentro, tiene que lidiar con una madre alcohólica y depresiva, con un padre desocupado y al que no le importa nada de lo que le rodea y con hacerse cargo de su hermana pequeña para protegerla de todos los problemas que tienen encima. Cuando comienza a acercarse a Race ve algo de luz al final del túnel pero sabe que clase de persona es él y no sabe con certeza si está dispuesta a correr el riesgo de juntarse con ese tipo de persona, al igual que hizo su amiga Dovie. No me acaba de convencer el hecho de que quiera encargarse y culparse de todo lo que pasa a su alrededor, incluso de aquello en lo que ella no tiene nada que ver. Se empeña en poner demasiado peso sobre sus hombros y eso con el tiempo va cediendo hasta que te derrumba.

No quiero contaros mucho más para no hacer ningún spoiler, hay que andar con mil ojos... ¡y más tratándose de una saga!

Creo que voy a esperar un poquito para leerme el tercer libro porque si no seguiré con mis altas expectativas sobre Bax y Dovie y no seré capaz de centrarme en los protagonistas (que son Titus y Reeve).

Me despido por hoy, muchas gracias por leerme y recordar: LEER ES UN PLACER, NO UNA OBLIGACIÓN.

No hay comentarios :

Publicar un comentario