Reseña 22: La voz de Archer (Mia Sheridan).

jueves, 3 de marzo de 2016

Valoración personal:
Fecha de publicación: 2016
ISBN: 978-84-16331-53-6
Número de páginas: 320
Editorial: Pamies [Phoebe]
Género: New Adult




SINOPSIS
"Cuando Bree Prescott llega a Pelion, un pequeño pueblo en el condado de Maine, anhela contra toda esperanza que ese sea el lugar donde finalmente pueda encontrar la paz que busca con desesperación. El primer día en su nuevo entorno se tropieza con Archer Hale, un hombre silencioso que vive aislado por un dolor tan intenso como el de ella. Bree y Archer empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Un deseo irresistible que los empuja a acercarse sin remedio. Pero su historia encuentra barreras que pueden ser insalvables… Un hombre solitario, la mujer que lo ayuda a encontrar su voz y una pasión dulce que esconde historias pasadas de secretos por desvelar.".




La reseña de hoy, queridas personitas bonitas, es especial. Para ser sinceros, yo no soy una chica extremadamente sensible (solamente si hay animalitos de por medio) y el hecho de que esta historia me haya llegado al corazón convierte a esta novela en pura magia.

"La voz de Archer" tiene como protagonistas a Bree Prescott y al propio Archer Hale. Bree llega a un pueblo (Pelion) del que no sabía nada con la intención de huir, queriendo partir desde cero. Al llegar, conoce al solitario y enigmático Archer Hale. Ella nota que él no le responde cuando habla y que ni si quiera hace el ademán de intentarlo, ella se queda muy extrañada y decide preguntar por el pueblo sobre él. Así descubre que Archer es "el tipo raro del pueblo". Él nunca (o casi nunca) sale de su casa y no se relaciona con nadie. Un día, la pequeña perrita de Bree se escapa y acaba dentro de las propiedades de Archer y ella, creyendo que es sordo y que si le avisa de que va a entrar no se va a enterar, decide pasar a buscarla. Ahí se encuentra frente a frente con Archer, su primer encuentro "formal" y, en ese momento, se da cuenta de que no es sordo sino mudo. Dado que el padre de Bree era sordo, ella comienza a hablarle por lenguaje de signos y acaban entablando una conversación. A partir de ahí, va surgiendo una relación de amistad que tendrá miles de altos y bajos por igual.

Archer es un personaje que despierta una ternura increíble y que hace que tengas un gran instinto de protección. Desde que casi toda su familia murió en unas terribles circunstancias ha estado solo y encerrado en su casa prácticamente, desconoce la simple sensación del primer amor y no sabe ni hacerse un huevo frito: es un niño pequeño en el cuerpo de un hombre. Es más que conmovedor ver su evolución a través de la historia, la cual va acompañada de unas citas preciosas, gracias Bree por devolverle la luz a su mirada y por hacerle darse cuenta de que tomar riesgos, aunque a veces se pierda, es importante porque se puede ganar también.

Bree, a pesar de que ella no se da cuenta por todo lo que ha sufrido en el pasado (se culpa en cierta forma de la muerte de su padre), es una chica fuerte y valiente. No se deja amedrentar por lo que queda de la familia Hale: Travis y su terrible madre Victoria. Ella no es capaz de entender cómo dejan de lado a Archer aun siendo de su propia familia, teniendo en cuenta todo lo que él ha sufrido.

Ambos hacen una pareja perfecta pero, por el miedo a ser diferente y a la soledad si vuelve a ilusionarse de uno y debido a los fantasmas del pasado de la otra, su relación vive miles de momentos difíciles y una serie de circunstancias que superar.

La historia esta contada por Bree, aunque se van intercalando varios capítulos de flash-backs del pasado de Archer para poder ir conociendo mejor su historia personal. Mia Sheridan ha conseguido enamorarme, ha logrado que adorara a Archer Hale y que quisiera traspasar las páginas del libro para decirle que todo va a estar bien y darle miles de abrazos de oso. He de reconocer que hubo un momento de la historia en el que casi me muero del susto pero, gracias a Dios o a quien sea que esté ahí arriba, no pasó lo que pensaba que pasaría.

Esta historia debe ser leída por todo aquel que sea fan de las novelas románticas (sobre todo si estás cansado del típico amor pegajoso y perfecto, como yo).

Me despido por hoy, muchas gracias por leerme y recordar: LEER ES UN PLACER, NO UNA OBLIGACIÓN.

6 comentarios :

  1. Cuantas más reseñas veo, más me llama
    espero tenerlo pronto en mis manos
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Ro, ¡madre mía! Acabo de terminarlo y voy a hacer la reseña ya mismo. Estoy... buff... en una nube. He sentido mil cosas con él.
    Me ha encantado.
    Ya lo comentaremos.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sabía que te ibas a enamorar tanto como yo! Si cuando digo que eres mi alma gemela literaria... jajajaja
      Me alegro de que te haya encantado, ♥muaaaa.

      Eliminar
  3. Ro ro ro ro ro ro ro ro leer es un placer, efectivamente y es un placer leer tus reseñas y ver lo bien que explicas la profundidad de los personajes de esta novela tan, diríamos, peculiar. Yo no leo libros de este género porque no me gustan las historias perfectas que se crean en los mismos, quizás sea hora de replanteárselo. Saludisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, te prometo que tus palabras me hacen un poquito más feliz. Gracias florecilla ♥ Ya sabes, ¡TE COMO LA CARA!

      Eliminar