Reseña 65: La carne (Rosa Montero).

viernes, 24 de febrero de 2017

Valoración personal:
Fecha de publicación: 2016
ISBN: 978-84-20426-19-8
Número de páginas: 236
Editorial: Alfaguara






SINOPSIS 
"Una noche de ópera, Soledad contrata a un gígolo para que le acompañe a la función y así poder dar celos a un exímante. Pero un suceso violento e imprevisto lo complica todo y marca el inicio de una relación inquietante, volcánica y tal vez peligrosa. Ella tiene sesenta años; el gígolo, treinta y dos. Desde el humor, pero también desde la rabia y la desesperación de quien se rebela contra los estragos del tiempo, el retrato de la vida de Soledad se entreteje con las historias de los escritores malditos de la exposición que está organizando para la Biblioteca Nacional."






Ratoncitosssssssssssss :) ¿Cómo vais? Yo creo que estoy un poco jodida porque estoy enfermando, pero no pasa nada -creo- porque así tendré más tiempo para leer con una manta y un té jajajaja (Sí, intento verle el lado positivo porque ODIO enfermar). Bueno, no hay mejor remedio que una buena reseña para calmar mis males.

Hoy vamos a hablar de "La carne", de Rosa Montero. Un día, mi padre llegó del trabajo y me dio este libro sin decir nada. Le pregunté que a qué venía eso y me dijo que una compañera suya de trabajo, consciente de que amo leer y de mis idas de olla feministas, se lo había dado para que yo pudiera leerlo. Al principio no tenía muchas ganas de coger el libro, tengo que reconocerlo. Luego, como se lo tenía que devolver a la pobre mujer cuanto antes mejor, decidí agarrarlo y ponerme con él... Hice bien, hice muy bien.

A simple vista parece una trama bastante llana y sin mucho que ofrecer -o al menos eso me pareció a mí en una primera instancia-: Soledad, de 60 años, contrata a Adam, de 32 años, para poner celoso a un examante. Ya está. La autora, en una entrevista, citó a Oscar Wilde para darle más sentido a la historia: "Él decía que lo malo no es envejecer, sino el envejecer por dentro, porque entonces cada vez hay una diferencia mayor entre lo físico  lo real". Creo que Soledad se podía tatuar esta cita, quizá no tendría tantas movidas mentales jajaja.

La historia nos presenta a Soledad, una mujer hecha y derecha que acaba de cumplir 60 años y tiene un par de entradas para ir a ver la ópera de Tristán e Isolda. El problema nace cuando se entera de que ahí estará Mario, su examante, junto a su nueva pareja, y cuando se da cuenta de que ella no tiene pareja. Claro, ella no puede dejar que él la vea sola. Ahí es cuando Adam, un ruso escort guapísimo y musculoso, entra en escena. De forma paralela, Soledad es la encargada de preparar una exposición sobre "escritores malditos" para la Biblioteca Nacional, y va informándose y trabajando duro para poder sacar adelante la exposición.

Lo que más me ha gustado de la obra, y con diferencia, son las experiencias de esos escritores malditos que se van intercalando con la narración de la historia entre Soledad y Adam. Es decir, a lo largo de los capítulos, vamos conociendo historias reales de escritores que no lo tuvieron nada fácil en su vida y que, al fin y al cabo, estaban malditos. Os prometo que eso es lo que más me ha enamorado. En el fondo, Soledad no es más que otra de esas personas malditas, y ella nos lo hace saber a través de la narración de sus vivencias.

La carne. Eso que nos da la vida y nos la quita. Por un lado, nos vuelve locos y nos hace disfrutar; por otro lado, nos llena de inseguridades y nos hace llorar. Soledad acaba de cumplir los 60 años y teme envejecer, teme que ese hombre que cruza la calle sea el último que la mira, que ese bulto del cuello sea un cáncer, que no dejen de salirle arrugas, que todos la juzguen porque vive sola o porque haya decidido no tener hijos, ... En realidad, Soledad no es más que una mujer insegura a causa de los estereotipos que la sociedad nos impone -sobre todo a nosotras por el simple hecho de ser mujeres-. Todo ello, la lleva a contratar los servicios de Adam. Este, por su parte, es un pobre chico que no lo ha pasado bien en la vida y se dedica a ser gígolo para poder ganar algo de dinero rápido.

"Eso se ve claramente en los viajes: de joven eres capaz de recorrer el mundo con apenas un cepillo de dientes y una muda, mientras que, cuando te adentras en la edad madura, tienes que ir añadiendo a la maleta infinidad de cosas. Por ejemplo: lentillas, líquidos para limpiar las lentillas, gafas graduadas de repuesto y otro par de gafas para leer; ampollas de suero fisiológico porque casi siempre tienes los ojos enrojecidos; pasta de dientes especial y colutorio contra la gingivitis, más hilo encerado y cepillos interdentales, porque los tres o cuatro implantes que te han puesto exigen cuidados constantes; una crema contra la psoriasis o contra la rosácea o contra los hongos o contra los eczemas o cualquier otra de esas calamidades cutáneas que siempre se van desarrollando con la edad; champú especial anticaspa, antigrasa, antisequedad, anticuada; tinte porque las canas han colonizado tu cabeza; ampollas contra la alopecia; cremas hidratante, seas hombre o mujer; cremas nutritivas, alicantes, antiflacidez, más para ellas, pero también para algunos varones; lociones antimanchas; protector solar total porque ya te ha dado todo el sol que puedes soportar en veinte vidas; ungüentos anticelulíticos, esto en las muejres; podaderas de los vellos nasales y auriculares, esto en los hombres; férulas de descarga para la noche, porque el estrés hace chirriar los dientes; tiritas nasales adhesivas, molestas y totalmente inútiles, para anular los ronquidos; píldoras de melanina, Orfidal, Valium o cualquier otro fármaco contra el insomnio y la ansiedad; con un poco de mala suerte, pomada antihemorroidal para lo evidente y/o laxantes contra el estreñimiento contumaz; vitamina C para todo; ibuprofeno y paracetamol para la inacabable diversidad de molestias que van paralizando el cuerpo; omeprazol para la gastritis; Alka-Seltzer y más omeprazol para las resacas, que uno va perdiendo resistencia; suplementos de soja porque la menopausia baja las hormonas; con otro poco de mala suerte, las píldoras de colesterol, de la tensión, de la próstata. Y así sucesivamente, en suma. Una pesada carga."

Rosa Montero ha sido todo un descubrimiento para mí. El otro día, quedé para tomar algo con mi cosa guapa Jan (entrad a cotillear su blog, gracias: Trotalibros) y me contó que, en clase de Lengua cuando íbamos al instituto, la profesora siempre nos ponía textos de esta autora y que por eso él la tenía un poco cruzada; sin embargo, como ya os he dicho mil veces, yo por entonces tenía alergia a los libros -qué ingenua era, ¿verdad? jajaja- así que no me fijaba en esas cosas tanto como él. El caso, que no sé por qué os estoy contando eso jajaja, es que esta ha sido la primera historia de la autora que he devorado en cuestión de días y que me ha enamorado. Por lo tanto, gracias a su forma de escribir ágil, gracias a varias reflexiones con las que he podido llegar a sentirme identificada, gracias a las salidas de tono contra la sociedad machista en la que vivimos y, sobre todo, gracias a Soledad, este no va a ser el único libro que lea de Rosa Montero.

Más allá de una simple historia de amor entre dos personas separadas por una diferencia de edad abismal, "La carne" constituye una apología al amor, al envejecimiento, al miedo y al dolor. Creo que hay muchas mujeres en el mundo como Soledad, haciendo referencia a su nombre propio y sufriendo en silencio. Como bien se suele decir, no es oro todo lo que reluce y, tras una mujer, se puede esconder todo un mundo.

Me despido por hoy, muchas gracias por leerme y recordad: LEER ES UN PLACER, NO UNA OBLIGACIÓN.

22 comentarios :

  1. Hola, no creo que sea una lectura para mi, por lo que cuentas se que no es de mi estilo y además me entristece la situación de la protagonista, aunque las historias con diferencia de edad entre ellos suele gustarme.
    Besos 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bueno, a ver si en futuras reseñas te descubro nuevas lecturas :)
      Sí, la verdad es que el personaje de Soledad despierta un tanto de tristeza y compasión.
      Un besazo enorme.

      Eliminar
  2. ¡Hola bella!
    No me atrae mucho, pero me parece interesante la temática. Creo que las mujeres estamos más forzadas a no dejar que se nos note el paso del tiempo. Siempre tenemos que estar a tope con nuestro físico en todos los ámbitos y esto, le pese a quien le pese, es así de crudo.
    Me alegra que te haya gustado tanto.
    Mil besines, te loveo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bebé lindo!
      Toda la razón del mundo, bella.
      Te como entera.

      Eliminar
  3. ¡Holaa!
    He visto un montón este libro por todos los sitios y la verdad es que me apetece leerlo :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Ya me contarás qué te parece :)
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Hola!!
    No conocía el libro y por lo que comentas podría gustarme.
    Gracias por la reseña.
    un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Estefanía!
      Ya me contarás si lo lees :)
      Un besazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola ratoncita mía! <3
    ¡WOW me ha llamado mucho la atención, sobre todo por eso de los escritores malditos! La verdad es que no conocía el libro y me ha picado el gusanillo puede que le de una oportunidad en el futuro.

    ¡Un besito ratonil! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bella! :D
      Pues tienes que leerlo y venir a fangirlear, bien lo sabes jajajaja
      Un besazo enorme, bonita.

      Eliminar
  6. Yo estoy contigo. En la última reunión de mi club de lectura alguien comentó que los libros R.Montero eran "comerciales"...
    A mi entender TODOS son comerciales ¿a qué publicar si no?
    Me molestó. Me sentí aludida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¿Comerciales? Como bien dices, todos los libros lo son, porque si no ni se publicarían ni se venderían jajaja La gente tiene la boca muy grande en la mayor parte de las ocasiones. En fin.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Amoreeeeeeeee
    Dios que pintaza tiene este libro, no lo conocía pero me has dejao con la miel en los labios.
    Me lo apunto, pero a la de ¡ya!
    Estupenda reseña como sieeempre.
    Un besoooote ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cosa más que guapa!
      En cuanto lo leas, me hablas y fangirleamos, tenlo claro jajajajaja
      Un besazo enorme, bonita.

      Eliminar
  8. Hola!
    Es la primera vez que escucho sobre esta historia pero ha llamado por completo mi atención, me parece super atractiva la trama que propone y más cuando la mujer es la que tiene más edad porque es un tema que tiene muchos prejuicios pero cuando se da al contrario se acepta con más facilidad y eso me choca bastante. Además me gusta que muestre todas esas inseguridades que todos vamos teniendo con el tiempo y el tema de los escritores malditos se ve interesante.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Isa!
      Sí, está súper bien que sea una protagonista real: con sus miedos y sus inseguridades, sus excentricidades y su locura. La parte de los escritores malditos está más que súper bien, he aprendido un montón :)
      Un besazo enorme.

      Eliminar
  9. Hola, tu padre te ha hecho un favot. Yo me hubiera quedado igual que tú. A mi por la portada no me llama pero después de leer tu reseña le daré una oportunidad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Pues sí, mi padre me ha abierto el cielo con Rosa Montero jajaja Ya me contarás qué tal si lo lees.
      Un besazo.

      Eliminar
  10. hahahahhaa ¡la culpa la tiene Sali! Visto lo visto, iré con cuidado con lo que digo contigo que me dejas mal delante de Rosa Montero! hhahahahahha. Rosa, si lees esto: te voy a leer, lo juro!!!

    Muchas gracias por mencionarme!!!!! Te dejo, que estoy en una crisis adicta con Tom Ripley!!!! :D :D

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Linda y bella flor de campo! Sí, la culpa de Sali... jajajajajajajaja Rosa nos ha pedido perdón por hacernos sufrir en el instituto, no pasa nada, todo olvidado jajajajajaja Ale, ale, tú sigue con Tom Ripley que quiero ponerme en modo súper fan contigo. DALE A ESA LECTURA.
      Un besazo.

      Eliminar
  11. ¡Hola! Ya estamos por aquí, aunque hayamos tardado.

    Jo, tengo que agradecerte muchísimo por esta reseña, porque es un libro que me llama muchíiiiisimo la atención, pero todavía no había leído una opinión en condiciones y elaborada sobre ella, por lo que la tuya me ha venido de perlas. Y bueno, el detalle de intercarlar historias de escritores reales de verdad que me ha ganado por completo, y ha hecho que si tenía alguna duda sobre si leérmelo o no, se disipara. De verdad, me han dado muchas ganas *_* A ver si puedo hacerme con él pronto.

    -C

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Comentarios así me dan fuerza para seguir escribiendo en el blog *_* Lo de las historias de escritores reales está súper bien, aprendes muchísimo mientras, al mismo tiempo, disfrutas de la lectura :)
      Un besazo y espero que la disfrutes cuando te hagas con ella.

      Eliminar