Reseña 83: El trato más dulce (Amanda Laneley).

jueves, 22 de junio de 2017

Valoración personal:
Fecha de publicación: 2017
ASIN: B071VTSB6T
Número de páginas: 223


SINOPSIS 
"LUCY ESTÁ A PUNTO DE HACER UN TRATO QUE CAMBIARÁ SU VIDA... Desde niña, a Lucy la ha acomplejado su apariencia. Aunque es una brillante asesora de negocios, se siente invisible para los hombres. Después de vivir una humillante situación, decide que las cosas no pueden seguir así. Necesita un cambio y lo necesita ya. La solución viene de la mano de Max, un atractivo personal trainer que sueña con tener su propio negocio. Max es esforzado y perseverante, pero no demasiado hábil como emprendedor. El trato es simple: Lucy asesorará a Max con su empresa y, a cambio, él le ayudará a mejorar su aspecto y a conseguir el amor del hombre de sus sueños. ¿Qué podría arruinar un arreglo en apariencia tan ventajoso? Nada... excepto el amor. ¿Podrá Max emparejar a Lucy con otro cuando descubra que la quiere para sí?".



¡Hola, ratoncitos míos! Hace más o menos un año, Amanda Laneley contactó conmigo para ver si me interesaba leer y reseñar su primera novela "Lo que amo de Dublín". Habiendo nacido yo en Dublín, ¿cómo iba a resistirme a ese título tan cautivador? El caso es que leí su historia y me enamoré de todo (sobre todo del personaje de Colin, pero eso es otro tema). Publiqué la reseña de dicha historia (la podéis leer aquí) y, desde entonces, Amanda y yo hemos ido manteniendo el contacto. ¿Os imagináis lo feliz que me puse cuando me dijo que tenía una nueva novela y que le encantaría que la leyera? Pues nada, aquí estoy publicando la reseña de "El trato más dulce".  Antes de empezar a hablar de la trama y de la autora como escritora, quiero hablaros de Amanda como persona porque es puro amor y sería perfecto si todas las personas de este mundo fueran una ínfima parte de lo estupenda que es ella. 


Muchísimas gracias, Amanda, por pensar en mí y por hacerme partícipe de tus historias :)

Lucía, a la que llamaremos Lucy porque a ella le mola más, es la tía más inteligente del mundo entero y triunfa como nadie en el mundo laboral: ha ayudado a miles de emprendedores a alcanzar el éxito. Eso sí, toda esa seguridad que transmite en el trabajo no está presente en su día a día en el ámbito personal. Desde siempre, Lucy se ha sentido insegura con su cuerpo, porque tiene unos kilitos  de más, y eso ha hecho que se infravalore continuamente. Todo fue a peor después de que su novio se liara con otra a la que ella admiraba por su belleza externa. Lucy solamente puede pensar que quién se va a fijar en ella con la de chicas guapas y delgadas que hay por ahí. Un día cualquiera, Lucy toma la determinación de apuntarse a un gimnasio para ponerse en forma y ahí se topa con Gabriel: un ángel de carne y hueso. Él es perfecto y es entrenador personal en el gimnasio. Lucy se queda prendada de él y decide que será un buen aliciente para seguir yendo al gimnasio. Al llegar, antes de que se ponga a hacer nada, le tienen que hacer una evaluación antropométrica (medirle la grasa, los perímetros corporales, peso, altura, ... ) para ver cuál será el mejor plan de acción para alcanzar su meta. El problema es que Gabriel está ocupado y otro de los entrenadores personales tiene que hacerse cargo del caso de Lucía: Max. El problema llega cuando Lucy se entera de que tendrá que desnudarse frente a él y tendrá que exponer todas las partes de su cuerpo de las que se avergüenza. Al final decide hacerlo, pero todo resulta un desastre porque las afirmaciones de Max, asegurando que está flácida y que necesita fortificar los músculos, le sientan como una patada en pleno estómago. Cuando ella está apunto de salir por la puerta y abandonar, Max se da cuenta de quién es ella, de que es la gran y famosa asesora de negocios. Max, que lleva muchísimo tiempo intentando entrar en el mundo empresarial con un negocio de zapatillas, ve en ella la oportunidad perfecta para despegar económicamente; sin embargo, Lucy está tan enfadada que no quiere saber nada de él. Claro, el hecho de que Lucy pierde las bragas por Gabriel es más que evidente, así que Max se ofrece a ser su entrenador personal y a ayudarle en la conquista de Gabriel siempre y cuando ella le ayude con su negocio. Aquí es cuando nace el trato, el trato más dulce.


Primero voy a hablar de los dos puntos que no me han gustado de la historia. 

→ En primer lugar, aunque esto ya es a nivel personal y subjetivo, la trama no es chunga. Me explico. Bien sabéis que yo adoro las historias en las que la gente sufre, hay drama, hay discusiones, hay mal rollo, ... Aquí no hay suficiente para mí. ¡Ojo! Esto no quiere decir que la historia sea mala, ni mucho menos, sino que yo soy una persona a la que le gusta la acción y me hubiera gustado que la gente llorase más (suena sádico, lo sé, pero no voy a mentiros jajajaja).

→ Este segundo punto ya me parece mucho más importante que el primero. Si bien es verdad que tampoco es un punto muy relevante para la evaluación de una crítica de la historia en sí, a mí me parece imprescindible dejarlo claro. A lo largo de la trama se habla de ejercicio y alimentación sana; sin embargo, la palabra "nutricionista" no aparece hasta que uno llega al epílogo. ¿Por qué pongo tanto énfasis en esto? Yo soy nutricionista (he estado cuatro años en la universidad para sacarme el Grado en Nutrición Humana y Dietética y he estado otros dos años para sacarme el Master en Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria) y somos la profesión olvidada y la diana perfecta para el intrusismo laboral. ¿A dónde quiero llegar? Fácil: cuando queréis un empaste vais al dentista, pero si queréis comer bien vais a la enfermera, la farmacéutica o, como es el caso, el entrenador personal. Sé que esto no tiene nada que ver con Amanda Laneley (repito: esto es un punto negativo pero no de la historia o de la autora, sino del desconocimiento social al que los nutricionistas estamos sometidos gracias al intrusismo y a la desinformación) y que es un tema que me crispa profundamente más allá de esta historia, por lo que me vais a permitir que me desahogue. ¿Para qué he perdido tantos años de mi vida estudiando cuando podía haberme sacado un curso de seis meses -o peor, que los hay de un fin de semana-? Esto es algo que me da un asco terrible. Seguro que este punto también le enerva a mi bella flor Ailina, del blog Ailina entre libros, que es mi alter ego murciano (qué irónica es la vida, ha puesto en mi camino a una gran persona a través de la lectura y resulta que es una nutricionista enamorada de la erótica -como yo- jajajaja). En fin, por favor, si alguno de vosotros/as está pensando en adelgazar/engordar/aprender a comer bien, que acuda a profesionales cualificados :)


Bueno, volvamos a la historia y destaquemos todo aquello que me ha enamorado .


Es de sobra conocida la cosificación social a la que las mujeres estamos sometidas hoy en día. Lucy es una víctima más de un sistema que clasifica nuestra autovalía en función de la talla que utilicemos. A lo largo de las páginas de la historia, podemos ir viendo como Lucy va entendiendo que ella es más que un número, que la cifra de la báscula o de la talla de su ropa no la define. La seguridad en uno mismo nace de la autoaceptación y Lucy es el claro ejemplo de ello. Lucy va aprendiendo de sí misma para convertirse en la estrella de la historia, con una clara evolución digna de admirar. Cuando empecé a leer la historia tuve un miedo terrible a que la protagonista quisiera adelgazar para ser la más sexy y a la que todas las personas del mundo adoraran y que, una vez adelgazara, el chico se fijara en ella y acabaran juntos. Menos mal que no es así, menos mal que la moraleja que se extrapola de la historia es otra, porque si no no me hubiera gustado para nada el mensaje que la novela hubiera transmitido (esto no es un spoiler, tranquilos que la historia va mucho más allá de esto jajaja). Enhorabuena Amanda por crear un personaje seguro de sí mismo con base en lo esencial (ser feliz con uno mismo) y no en lo que los demás opinan o catalogan como bueno. Lo mismo ocurre con Max, lejos de ser el prototipo de musculitos prefabricado en un gimnasio (a pesar de que está descrito como un adonis jajaja), se fija en Lucy por otros detalles que van más allá de lo superficial y su físico -el cual, por cierto, a él le encanta sin que sea más que delgada-. Este amor se cuece a fuego lento y nace a raíz de una bonita amistad que se va transformando poco a poco.

En definitiva, esta trama no me ha enamorado tanto como lo hizo la primera historia que leí de Amanda (quizás esté sugestionada por el hecho de que Dublín sea el epicentro de la trama en la otra novela jajajaja) pero creo que es una lectura igual de recomendable. Se extraen unos mensajes más que positivos de las palabras y de las acciones de los personajes. Además, creo que los problemas con los que Max y Lucy se topan son problemas que vemos diariamente a nuestro alrededor; por lo tanto, creo que muchas chicas pueden verse reflejadas en Lucy y aprender que somos mucho más que un número.
A título personal, te voy a decir algo a ti, ratón:
 ♥ quiérete, porque si tú te quieres dará igual lo que los demás digan .

Por si queréis haceros con esta historia, aquí os dejo el enlace de Amazon :)

Se me acaba de ocurrir una súper chorrada pero que me parece súper guay. Cuando dejéis vuestro comentario en esta entrada, además de lo que sea que queráis contarme, me gustaría que me contarais qué es lo que más os gusta de vosotros o qué es aquello que os hace realmente felices :) Me da igual si es algo de vuestro físico, de vuestro carácter, de vuestra personalidad, de vuestra familia, ... Me da igual. Quiero que abandonéis esta entrada sintiéndoos mejor que cuando llegasteis y con una sonrisa en la cara mientras pensáis en aquello que os hace sentir bien.

 Va, sed los reyes y las reinas de vuestras vidas porque os aseguro que nadie gobernará mejor que vosotros ♛.

Me despido por hoy, muchas gracias por leerme y recordad: LEER ES UN PLACER, NO UNA OBLIGACIÓN.

24 comentarios :

  1. Hola Rocío, gracias por el tiempo de hacer esta completa reseña. Me alegro de que te hayan gustado los mensajes positivos de esta historia.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias a ti por dejarme leer tu historia y dejarme conocer a Max y a Lucy :)!
      Un súper abrazo.

      Eliminar
  2. No conocía esta obra, pero la verdad es que tampoco me termina de convencer del todo, así que esperaré a leer más opiniones a ver si le termino dando una oportunidad porque este género me encanta *-* Por cierto, me ha parecido muy interesante el tema que has tocado, el de tu profesión, y la verdad es que me ha parecido de lo más interesante, porque es un problema que desconozco totalmente.
    ¡Gracias por la reseña, guapa! ;D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bonita!
      Bueno, a ver si en futuras reseñas te presento grandes lecturas para ti :) Sí... El tema de mi profesión es algo chungo jajajaja. El intrusismo está a la orden del día.
      Gracias a ti por leerme, corazón.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Hola!!
    No pinta nada mal, quizá le de una oportunidad.
    Gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, corazón!
      Ya me contarás qué te parece si terminas animándote a leerlo :)
      Un besazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Pues no sabía que habías nacido en Dublín, que guay :)
    Me ha hecho mucha gracia lo que comentas de que la trama no es chunga, jaja. Te entiendo perfectamente, porque a mí también me gustan los libros con un poco de drama. O mucho, para que negarlo xD
    Lo principal es que en general te ha gustado el libro, aunque podría haber sido mejor en algunos aspectos. Y por último, una cosa que me gusta de mí es que me considero una persona en la que se puede confiar siempre. Cuando alguien me necesita, ahí estoy.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bonita!
      Sep, nací en Dublín y viví en Bray hasta los cinco/seis añitos :)
      Somos muy chungas, chica, qué le vamos a hacer jajajajajaja.
      La confianza y la lealtad es algo que admiro profundamente así que me alegro de que seas así. ♥
      Un besazo, reina.

      Eliminar
  5. Hoooooola Ro!

    La portada me tira más que un helado de mango, ahora mismo. Me parece de buenas a primeras super dulce ♥ Puede que sea impresión mía, pero creo que es de esas novelas que pueden ser buenrrolleras.

    Después de leer la sinopsis no lo tengo tan claro. Eso de 'la quiere para si', como si fuese un kilo de tomates o una bolsa de avena me ha chirriado tanto que adiós perspectivas.

    Naciste en Dublín??! Halaaaaaaa!!! Que guay!!! ♥ Dicen que es preciosa (todavía no he ido).

    Jo, pobre Lucy. No en serio, ella es como se sienten la mayoría de mujeres en esta mierda de sociedad patriarcal que nos impone cánones de belleza imposibles. Yo prefiero una mujer con neuronas que no una pavisosa narcicista. Además, no todo el mundo tiene la habilidad de tener materia gris en la azotea! Eso vale más que todos los 'oh, mira, tengo el culo respingón' y 'oh, mira que mona soy'. Por favor. Y lo mismo con los tíos en modo cruasán. De esos que gritan como si tuviesen orgasmos en el gimnasio mientras levantan pesas (me da unos ataques de risa que tendrías que verme). Más vale neurona que músculo, chiquilla! ♥

    Nurticionista no sale hasta el epílogo? Va en serio? Hostia, esto es como si en una novela de investigación, la palabra periodista se dejase fuera. Eso sienta como una patada en el estómago. Te entiendo perfectamente. Algunos pasan por nutricionista y tienen máximo un cursillo o una FP, no una puñetera carrera de cuatro años y un máster. No sabes como te entiendo porqué en periodismo pasa EXACTAMENTE lo mismo. Y por supuesto, los nutricionistas están para ejercer su profesión correctamente que para eso la han estudiado. Mira, te voy a explicar un caso con el que me encontré hace poco: antes iba al gimnasio (me desapunté porqué prefiero ir a mi rollo y caminar en vez de hacer cardio) y tenía un 'asesor de entrenamiento' que te marcaba las comidas, y como habías de comer (cada tres horas, un puto agobio, tía. Me estresaba más que dios y no me adelgacé nada. Ahora peso menos que antes, pa que veas) y cuándo le pregunté que carrera había cursado (yo pensaba que era nutricionista), había hecho turismo. TURISMO. Y un máster en nutricionismo. Pero que vamos, no me digas tu que va a ser lo mismo mamarse cuatro puñeteros años de carrera y un máster especializado que hacer eso. Es una verguenza. Así que lo dejé. (Mandarina cada tres horas, ¿en serio? Un estrés ya te digo). Para colmo la autoestima tampoco es que la tuviese muy alta porqué me dijo literalmente que 'estaba gorda'. Hombre pues no sé, mido 1,69 y pesaba 74 kilos, tampoco es que tuviese el culo de una pista de atletismo. Así que me puse a mi rollo, haciendo ejercicio, un poco de pesas, power walking una horita tres veces a la semana mínimo, series de abdominales, y lo más importante comer bien -soy vegetariana, pero eso no me impide hacer nada- y oh, 71 kilos. Para que veas. 1/2

    ResponderEliminar
  6. 2/2

    Siento el rollacooooo. Pero te tenía que compartir mi experiencia.

    Cosificación sexual? A las mujeres? Qué va! Si sales a la calle con escote y te miran las tetas y te dicen 'mmmm qué buena que estás' con mirada livinidosa y todo. Qué ASCO.
    Tú lo has dicho 'la talla de una mujer no determina su autovalía'. Y debemos aprender a querernos nosotras mismas porqué este es el cuerpo que nos ha tocado y con el que estaremos toda la vida. La publi y los medios dicen que si estás gorda eres una vaga, una inútil, cuando simplemente hay factores externos. Por ejemplo no se molestan a decirnos que un 80% del cuerpo es inmutable (genético) y que solo podemos cambiar con esfuerzo y dedicación un 20% de éste. Me encanta que la autora coja un tópico, se meta con él y de una clara moraleja a toda la sociedad de que esto no puede seguir así, que las mujeres no solo somos cuerpo, sinó que nuestra mente, es nuestro potencial.

    Además, haga lo que haga una mujer, los demás siempre la van a criticar. Así que a quererse muchooooooo, muchooooooo -mira lo crack que es Amaya Fitness y como la critican por tener el cuerpazo que tiene-!!! (ps: te he dicho que estoy contenta porqué se me marcan un poco los bíeps, tengo más tobillo y los abdominales un poco más marcados :)) Vida sanaaaaaaa!!! ^^

    A veeer? Lo que más me gusta de mí? Mmmmm... hacer reír. Sí, creo que es la mejor cualidad que tengo junto con saber escuchar. De físico, la fuerza que tengo en las piernas y mi pelo. Lo que me hace feliz? Nadar y dibujar (y estar con los míos).

    Un besote enooooorme!!!! ♥

    PS: la voy a añadir a goodreads. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Yo prefiero una mujer con neuronas que no una pavisosa narcicista. Además, no todo el mundo tiene la habilidad de tener materia gris en la azotea! Eso vale más que todos los 'oh, mira, tengo el culo respingón' y 'oh, mira que mona soy'."
      Amén a eso.

      Sí, los entrenadores y ese tipo de gente siempre hacen dietas a lo loco. Es como si yo me pongo a operar a corazón abierto sin tener ni puñetera idea. ¿Por qué? Porque puedo y quiero ganar dinero. Y, lo peor de todo, es que debido a la desinformación a nivel poblacional, muchas veces todo el mundo cree en su palabra como si fuera la de Dios y luego no hay quien les quite los mitos alimentarios que tienen en la cabeza. Por ejemplo, a mí me vino una señora a la consulta a por una dieta, se la di y me dijo que lo había hecho mal porque había mucho pan y ella quería adelgazar y no engordar. ¿En serio estás poniendo en duda mi profesionalidad solamente porque has oído por ahí que el pan engorda? Espera, peor aun, ¿has oído por ahí que el pan engorda y te lo has creído sin contrastar esa información? Por favor, desde aquí le pido al espíritu crítico que haga acto de aparición.

      Ya me contarás qué te parece si lees la historia, bonita :)

      Un súper abrazo.

      Eliminar
  7. Buenas ! A decir verdad no es un libro que a mi me llame la atención pero por el tipo de género que preifero , sin embargo me alegra que li hayas podido disfrutar.

    El tema de que la "nutricionista" no aparezca hasta final es como si el libro tratase sobre la antigua roma y la palabra romano no apareciese

    🔮Un besote desde el rincón de mis lecturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Totalmente de acuerdo con eso de los romanos jajaja.
      A ver si en futuras reseñas te descubro nuevas lecturas :)
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Hola!! Una gran reseña, tendré en cuenta este libro. Es la primera vez que me paso por aquí, así que ya me tienes como seguidora. Te invito a mi blog por si quisieras pasarte, sin compromisos: elaventurerodepapel.blogspot.com.es Be

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ya me contarás qué te parece la historia si la terminas leyendo :)
      Ahora mismo me paso por tu blog a ver qué te cuentas.
      Un besazo.

      Eliminar
  9. Buenas! No conocía a esta autora, pero tiene muy buena pinta. Más que esta historia, me llama la atención la de Dublin. Aún así no lo descarto para nada, pienso que esos personajes pueden dar mucho juego hacer pasar un rato muy ameno.
    Mil gracias por tu reseña, se nota aque te ha encantado, y los puntos negativos no lo son sobre la novela, así que queda apuntado.
    ¿Que es lo que me hace feliz? Leer, jugar con mis hijos, escribir. Algo que me guste de mi, y que tiene relación con la historia. ..por alguna extraordinaria razón, puedo comer lo que me de la gana y no engordo. Alguna vez he estado privada de tomar algún alimento, durante el embarazo, por ejemplo, y es un horror. En cuanto te prohíben algo parece que te apetece mil veces más! No me quiero imaginar tener que controlar los alimentos.
    Bueno ahí queda eso.
    Un beso.grande y gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapetona!
      Ya me contarás qué te parece si la lees, al igual que la de Dublín :)
      Otro besazo enorme para ti.

      Eliminar
  10. Hola, Ro.

    Tengo que confesar que el libro no ha llamado para nada mi atención, pero me ha encantado la reseña que has hecho ya que no sólo nos has hablado sobre el libro si no que nos has permitido conocer un poquito más de ti💕. Sobre el qué me hace feliz, no sabría que responder... No por que no lo sepa, pero es que son tantas cosas. Sí he de resumir tengo que mencionar a mi familia y amigos, no sé qué sería de mi vida sin ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Ro!
    Muchísimas gracias por la reseña, realmente me encantó :) Me llevo el libro anotado... En cuanto a mi, muchas cosas me hacen feliz pero sobre todo aquellas que no son tangibles: el amor de mis seres queridos, la pasión de mi novio, la libertad que siento cuando estoy bajo la lluvia, la certeza de que estoy viva. Si, sonó medio poético todo pero esas pequeñas cosas son las que me hacen sonreír :)
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola cielo!
    Aiins tengo que leer ese libro, me ha llamado muchísimo la atención de verdad.
    A mí lo que más me gustad de mí es mi pelo y mis ojos xD jejeje
    Una pena que no haya sido tan bueno como el primero pero que te haya gustado al fin y al cabo.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  13. Me tengo que hacer con ese libro *-* tiene pinta de ser de los que me enganchan ^^ no lo conocia, gracias por lamreseña!! Un saludo!!

    Interpretadoras de letras
    Desireé

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Pues mira, la verdad es que tienes toda la razón en lo de los nutricionistas, creo que es algo importante el saber atribuir a cada persona su oficio. En fin, ahora mismo estoy hasta arriba de lectura, así que me es imposible anotarme nada más, pero no descarto leerla más adelante :)
    Gracias por tu reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  15. ¡Cariñooo ya estoy en casa!
    MAdre mía, después de casi un mes sin pasarme por aquí, llego justo en el momento en el que nos reseñas una historia que me toca mucho más cerca de lo que me gustaría admitir. Como ya dije en alguna entrada en el blog, yo siempre he sentido complejo con mi figura y eso me ha condicionado en muchos aspectos. Al menos, hasta que mi cabeza hizo "clic" y se dio cuenta de que no hay nada más importante que quererse mucho y muy fuerte a una misma. Con nuestros defectos y nuestras virtudes. Por eso este libro me parece muy interesante y me toca un poquito, y no tengo más remedio que hacerme con él.
    En cuanto a tu iniciativa de decir aquí lo que más nos gusta de nosotras, yo me quedo con que, a lo largo de los años me he dado cuenta de que soy mucho más fuerte de lo que en realidad siempre he creído. Que se me da bien caerme, pero mucho más el levantarme y seguir caminando. Eso es lo que más admiro de mí misma.

    Estupenda reseña cielo.
    Un besoteeeee ♥

    ResponderEliminar
  16. Este tipo de libros son los que suelo elegir para leer en verano, así que no me importaría darle una oportunidad y conocer la historia que hay entre sus páginas.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar